22 años viviendo con el HIV


En este día que nos ocupa podemos reflejar dos cuestiones importantes, por un lado el albergar la esperanza de que esta enfermedad deje de ser mortal en todos los casos y que se pueda combatir desde todos los frentes posibles, desde la prevención, los tratamientos que cada vez sean más eficaces y por supuesto, que nos llegue el momento de que o bien esté erradicada o no suponga causa mortal para nadie. Ojalá podamos verlo pronto. Y por otro lado el recordar a todas las personas que se nos ha ido como consecuencia del Sida, al igual que transmitir el apoyo, la solidaridad y el ánimo a enfermos y portadores.
Quiero dar testimonio de una persona que conozco y daré su nombre porque sé que no le importa, se llama José Luis, que en el año 1.985 le confirmaron en Barcelona que estaba infectado por el virus. En la actualidad lleva 22 años compartiendo su vida con él. Es un ejemplo de fuerza y entereza. Allá en el año 85 le pronosticaron dos años de vida. Realmente estremecedor, me consta que tuvo que sacar mucha fuerza para luchar contra esta situación tan extrema y además con todas las repercusiones de rechazo social que existían en aquellos difíciles años. Como he dicho antes, le dieron dos años de vida y lleva ventidos desde aquel fatídico diagnóstico, él me refiere que tiene dos cumpleaños: el de su nacimiento y el de seropositivo. Así su vida ha estado marcada por este virus que lo ha tendido como compañero en todo este tiempo. A pesar de que siempre ha luchado y sigue luchando contra él, no pierde su vitalidad y su optimismo. Le ha echado mucho coraje y por ello quiero dedicarle a él estas lineas, porque es un ejemplo a seguir de superación, constancia y entereza. Felicidades.

0+0+0+0+0+0+0+0+0+0+0+0+0+0+0+0+0+0+0+0+0+0+0+0+0+0+0+

No hay comentarios: