Una carta para ti





Carta abierta a un amigo

Fueron tiempos ajenos que vivimos de espaldas al mundo, ya nos costaba sobrellevar el nuestro con comentarios y actitudes mordaces, algunos se creían en posesión de la verdad absoluta cuando la verdad no existe y cada cual vive la suya, la que le ha tocado vivir. Viejos tiempos de juventud y otros más maduros donde nos acompañaban la noche y la farándula, bulliciosos garitos bajo la luna con música y luces de madrugada, y sobre todo muchas ganas de vivir la vida. Momentos de copas vacías y corazones llenos, sentimientos a raudales y muchas ilusiones por encontrar un mundo mejor. Vidas compartidas a través de amistad y cariño, muchos años en el mismo camino con el mismo equipaje, los mismos pasos en distintos lugares, que injusta fue la vida y que cruel el destino. Paró el tren en la estación y quedó tu asiento vacío, sin tus perros ni tus libros, sin tus risas, sin mi amigo. ¿A dónde has ido? me quedé esperando, sentado solo en el banco, pasando mucho frío. Donde quieras que estés seguimos unidos, no hay espacio ni tiempo porque solo nos une amor mi querido amigo. (25-06-11/12).

2 comentarios:

Cris dijo...

ante letras de sentimiento profundo, silencio y respeto y un gran abrazo para ti amigo, solamente por eso, por escribir así, dejándote el alma en el recuerdo. Cuidate

José Manuel dijo...

Gracias Cris por tus palabras, ya hace un año y sigo recordando a mi amigo cada día. Espero que tú te encuentres bien en estos tiempos revueltos que vivimos, tenemos que ser positivos. Otro fuerte abrazo para ti.